Notice: is_amp_endpoint ha sido llamada de forma incorrecta. is_amp_endpoint() fue llamado antes de llamar al gancho parse_query. Por favor, visita Depuración en WordPress para más información. (Este mensaje fue añadido en la versión 0.4.2). in /home/forge/wordpress.so2tech.com/wp-includes/functions.php on line 4986
Conoce cómo usar un cubrebocas correctamente - SO2SPORT Panama

CUANDO SE TRATA DE ENFERMEDADES INFECCIOSAS, UN USO APROPIADO DEL CUBREBOCAS ES ALGO CLAVE PARA CUIDAR NUESTRA SALUD.

Con todo lo que el nuevo virus COVID-19 ha conllevado y la forma en como ha estado modificando nuestra rutina diaria, resulta primordial el saber cómo adaptarnos y la mejor manera de hacerlo. Ya que de nada nos servirá hacer algo como medida preventiva si no lo realizamos de la manera apropiada.

En este artículo hablaremos de la importancia del cubrebocas y cuál es la forma correcta de utilizarlo ante esta situación.

El cubrebocas es utilizado para evitar la contaminación microbiológica emitida por la boca y nariz de una persona enferma. Podrá sonar muy exagerado su uso pero no es así, ya que las gotas de saliva que salen cuando hablamos son imperceptibles a nuestra vista, sin embargo, tan solo un milímetro de saliva puede llegar a contener hasta 100 millones de bacterias. He ahí la importancia de usar uno cuando se manipulan alimentos o en otros procesos para evitar la contaminación de objetos.

Lo primero que debe saberse sobre el cubrebocas es que nunca debe ser compartido con otras personas, incluso si aparentan encontrarse sanas. El cubrebocas solo debe ser usado por una persona y en solo una ocasión, ya que éstos son desechables, a menos que se consiga uno hecho para personal de hospitales o laboratorios, los cuales son más resistentes .

 

 ¿Qué cubrebocas es recomendado para el COVID-19?

Los convencionales que suelen vender en farmacias no son catalogados como efectivos para este nuevo virus y su propagación, ya que las partículas que nos pueden enfermar son muy pequeñas y éstas logran atravesar el material del cubrebocas.
Existen dos tipos de cubrebocas que están siendo muy utilizados para esta pandemia en diversos países; los N95 o FFP2, estos usados por personal de salud.
A diferencia de otros tapabocas convencionales, los de este tipo cuentan con un filtro de carbón, lo cual brinda una protección respiratoria ya que crea un sello hermético contra la piel e impide que pasen partículas que estén en el aire. 

¿Debo utilizar un cubrebocas?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló que en caso de no presentar síntomas característicos del COVID-19 o si no se está en contacto con una persona infectada, no es necesario utilizar cubrebocas. En caso de no presentar síntomas, nos podríamos poner más en riesgo al utilizar uno debido a que nos estaríamos tocando más la cara, algo que se nos recomienda no hacer.

Una vez que usamos uno, la parte externa queda expuesta al ambiente y a posibles patógenos o virus que puedan encontrarse en el aire. Por lo que si se reutiliza, solo nos estaremos exponiendo en mayor medida a una enfermedad o infección.

Otra cosa que debe ser tomada en cuenta es el lugar de almacenamiento. Debemos procurar guardarlos en lugares donde estemos seguros que no estarán expuestos a contaminantes. De preferencia en lugares que no sean húmedos o que se encuentren expuestos a la intemperie.

Antes de colocarlo, debemos lavar muy bien nuestras manos con agua y jabón, siguiendo las recomendaciones emitidas por los organismos de salud internacionales. Se recomienda utilizar jabones que estén hechos a base de alcohol.

Una vez que tenemos las manos limpias, vamos a colocarlo introduciéndolo por la cabeza, sin tirar muy fuerte de las bandas elásticas, las cuales deben ir detrás de las orejas. En todo momento se debe cuidar que nuestras manos no toquen la parte interna del cubrebocas, debido a que esta parte es la que entra en contacto con nuestra nariz y boca. Al colocarse, se debe asegurar que está fijo y que se cubre totalmente la nariz y boca. En caso de que se vayan a ingerir alimentos o bebidas, debemos retirarlo.

Éste puede ser utilizado en todo un día. Sin embargo, algunos expertos señalan que lo ideal es reemplazarlo cada 5 horas para así evitar exponernos.

En caso de que el cubrebocas se humedezca, se rompa o se desgaste, debemos retirarlo y reemplazarlo por uno nuevo inmediatamente. Al quitarlo debemos tener cuidado de no tocar la parte externa y lavar bien nuestras manos una vez que se haya desechado. Se recomienda cortar en pedazos el que se acaba de retirar y cerrarlo en una bolsa de plástico. Nunca debemos tirarlos en la calle o dejarlos en espacios públicos.

 Ahora que conoces como utilizar un cubrebocas correctamente, te invitamos a que compartas esta información con tus conocidos para que así ellos también puedan tomar sus precauciones.

No olvides que el oxígeno líquido SynergyO2 es un gran aliado para fortalecer a tu sistema inmune, y más en épocas como esta que estamos viviendo.

Los componentes que contiene SynergyO2 te pueden ayudan a fortalecer el sistema inmunológico y aumentar tus defensas, lo cual puede contribuir a la prevención de enfermedades infecciosas y virales.